Pisos ecológicos para el baño

De todas las habitaciones de la casa, el cuarto de baño es el lugar en donde se emplean materiales poco amigables con el medio ambiente, ya que se requiere de una mayor resistencia y duración debido a la humedad reinante y el alto tránsito.

Pero para sorpresa de muchos, existen materiales no contaminantes que duran muchísimo, son súper resistentes y quedan estupendos para el baño. Veamos tres buenas opciones a considerar:



Pisos ecológicos para el baño

piso hormigon pulido baño

Bambú

El bambú es uno de los materiales ecológicos más populares hoy en día, y por una buena razón: además de su gran belleza este material es más perdurable que muchas maderas duras, como el arce y roble.

El bambú también es resistente al agua y al moho, cualidades sumamente necesarias para el cuarto de baño. De todos modos hay que tener en cuenta que el bambú puede hincharse si el agua se filtra en los tablones, y si la habitación se llena de agua las propiedades antimicrobianas naturales de este piso pueden dejar de funcionar.

Los limpiadores abrasivos y jabones pueden desgastar el acabado superficial del bambú. Incluso el chapoteo del agua de vez en cuando puede dejar una marca permanente si no se limpia rápidamente.

Hormigón

Un piso ecológico y barato. Este material cuando es restaurado y debidamente sellado, queda estupendo en el piso del baño.
Otra ventaja es que debido a que es un gran conductor del calor, el hormigón funciona muy bien en sistemas de calefacción radiante.

Cabe destacar que si bien el hormigón puede ser un poco difícil de tolerar con los pies descalzos en su estado natural, después de rectificado y pulido, la superficie se vuelve muy suave y resbaladiza.
En estos casos el piso de hormigón pulido se trata con un producto de sellado que ayuda a prevenir resbalones.

Linóleo

El linóleo es un material del suelo que está reapareciendo, no sólo por su estilo retro, sino también sus propiedades eco-amigables.
Este material se hace con mezcla de aceite de lino, polvo de corcho, harina de madera y otros materiales naturales.
Es hipoalergénico, fácil de reciclar y biodegradable. Sin dudas que se trata de una de las opciones más ecológicas que se pueden utilizar en el suelo.

El linóleo es resistente, viene en una variada gama de colores y requiere un cuidado mínimo. Y debido a que es a base de aceite, es naturalmente resistente al agua, por lo que resulta una gran opción para un cuarto de baño.

Lo importante es saber diferenciarlo del vinilo, que a pesar de ser parecido, este último se compone por una mezcla sintética de petroquímicos clorados que están relacionados muy estrechamente con cuestiones ambientales desfavorables.

También hay que tener presente que el linóleo es naturalmente resistente al agua, pero la humedad excesiva puede dañar la superficie y deformarlo. Además requiere de la instalación de un profesional, y si está bien colocado, puede durar más de 40 años.





Puede Interesarte


Comenta este articulo