Cohousing, nuevo tipo de vivienda comunitaria

Un término raro y novedoso para designar a la vida en comunidad, el cohousing es como un barrio privado pero con marcadas diferencias.

El cohousing (“comunidad viva”) es un concepto que tuvo origen en Dinamarca y fue promovido por los E.E.U.U en la década del 80, expandiéndose luego al resto del mundo.



Cohousing, nuevo tipo de vivienda comunitaria

Se trata de un tipo de vivienda de colaboración en la que los residentes son activos participantes en lo referente al diseño y operación de sus propios barrios.

cohousing

Quienes viven en cohousing se comprometen a coexistir en comunidad, ya que este estilo de vida lo que busca es combatir la alienación que acontece por la forma de vida actual, en la que nadie conoce a sus vecinos ni existe un sentido de la colectividad.

Las comunidades cohousing poseen viviendas privadas con espacios propios como cualquier hogar convencional, pero a su vez tienen amplias zonas comunes a todos los residentes.

La manera en que están diseñadas este tipo de viviendas fomenta el contacto social y el espacio individual. Estas comunidades se trazan a lo largo de una o más calles peatonales, o agrupadas en torno a una zona verde; cuentan con una gran cantidad de residencias, en su mayoría poseen unos 40 a 60 hogares.

La casa común es el centro social de la comunidad, la que posee una cocina, salón comedor, biblioteca, salas multiusos, espacios para los niños, talleres, zonas verdes, etc. Todos los residentes tienen que hacerse cargo de ella con trabajo en conjunto, confianza y apoyo. El cohousing es una comunidad de vivienda cooperativa, y sus residentes buscan el mejorar el mundo, de un vecindario a la vez.

Características de un Cohousing

  • Tanto las casas como la comunidad son diseñadas y desarrolladas por los residentes, con facilidad a la autoconstrucción.
  • Posee un entorno que facilita el paseo peatonal, hay una mínima presencia de automóviles
  • Los hogares son normales como cualquier otro
  • Existen espacios comunes y zonas verdes, una casa común e infinidad de zonas recreativas
  • Los residentes tienen un gran sentido comunitario y de trabajo conjunto
  • Hay un sistema de vigilancia vecinal
  • Existe un respeto por el entorno por lo cual el consumo eléctrico es reducido
  • Se evita el aislamiento de las personas que viven solas o son mayores
  • Hay cooperación entre residentes, espíritu vecinal e independencia





Puede Interesarte


Comenta este articulo