Feng Shui en la cocina, colores básicos

La cocina es el corazón de la casa, sobre todo para el feng shui. Este sistema filosófico toma a la cocina como un espacio en donde se nutre y sostiene la vida mediante la preparación de las comidas día tras día.

A la hora de pensar como diseñar la cocina o bien remodelar la actual, el feng shui puede ayudar a crear un ambiente armonioso que fomente la salud y el bienestar.



Feng Shui en la cocina, colores básicos

feng-shui-cocina

Los colores del feng shui para la cocina son un aspecto importante, tanto para que la habitación sea eficiente, como también para fomentar el buen trabajo de quienes elaboran los alimentos.

Las tonalidades de blanco, amarillo, azul, verde, beige, rojo y naranja son los colores de más importantes para el feng shui en la cocina, pero hace falta entender cómo usarlos.

Blanco:

Símbolo de limpieza y pureza, que además combina bien con todos los colores.

Permite crear un lienzo en blanco donde acentuar con tonos cálidos, con el fin de evitar que la habitación se sienta demasiado rígida y fría.
Se puede implementar el blanco en las paredes y armarios y añadiendo detalles cálidos mediante las encimeras y ventanas.

Colores neutros:

Los tonos neutros cremosos como el beige, avena, caqui y demás colores de tierra también funcionan muy bien en la cocina. De acuerdo con los principios del feng shui, éstos pueden dar estabilidad a una casa y ayudan a tener un espacio armonioso.
Cálidos y reconfortantes, combinan bien con muchos otros colores y hacen que la cocina se sienta acogedora.

Amarillo:

Se trata de otro color muy usado en las cocinas feng shui. Según este sistema, el amarillo es un color que promueve la socialización y permite crear un espacio estimulante y alegre para el disfrute de las comidas.

Pero cabe destacar que es muy importante optar por amarillos dorados o que den luz y dejar de lado los tonos más estridentes porque pueden resultar molestos.

Azul:

Este color es un tono que ayuda a minimizar el apetito. Una sombra suave de azul puede agregar un aire etéreo y calmar al instante un espacio agitado.
Cabe destacar que conviene usar azul en pequeñas dosis, porque un exceso puede quitar de la belleza de la comida.

Verde:

El verde es otro color popular del feng shui para la cocina porque promueve la digestión.

Hay que emplear verdes suaves y terrosos para ayudar a crear un espacio relajante, y con el fin de mejorar estos tonos tierra, es útil colocar una planta natural en la cocina.

Rojo:

Es un tono muy usado en el feng shui, pero con moderación porque un exceso puede generar un desequilibrio en la cocina.
Lo ideal es emplear un color neutro en la mayor parte de la habitación y dejar el rojo para los detalles.





Puede Interesarte


Comenta este articulo