Claves para decorar el dormitorio: el color

No hace falta ser un decorador de interiores para poder dar vida a un espacio de la casa, la clave es mantener algunos secretos básicos de decoración en mente.

Para decorar el dormitorio lo primero es ir por lo que uno ama, esto es lo que le da individualidad a una habitación y logra que el ambiente sea lo necesariamente acogedor para brindar confort al final de un día largo y duro.



Claves para decorar el dormitorio: el color

dormitorio

En este y sucesivos post te enseño cuáles son los aspectos básicos que debes tener en cuenta a la hora de redecorar tu habitación. Se trata de cuatro palabras mágicas: color, estampas, texturas y brillo.

Color

Éste es obvio. El dormitorio hay que decorarlo con los colores que más agradan y que dan sensación de bienestar.
Además, siempre es una buena idea mantener el propósito principal del dormitorio en mente, como puede ser el tener un lugar para una buena noche de sueño.

Esto no quiere decir que la habitación deba ser aburrida, se pueden agregar toques de color brillante para animar las cosas, siempre manteniendo el aspecto bajo control.

A la hora de decorar con colores estridentes, hay que limitarlos a detalles en toda la habitación, o si bien si el tono llamativo es el predominante, (sea en paredes, ropa de cama o el piso) hay que mantener el resto de la habitación neutra para armonizar las cosas.

Si se prefiere una habitación más serena, se logra fácilmente con una paleta de tonos neutros (pero siempre agregando uno o dos detalles brillantes), también se logra el mismo efecto con colores marinos como azules apagados y verdes, con un toque de crema, gris o marrón para conseguir un contraste.

Por su parte, los colores pasteles no son solo apropiados para los niños, estos tonos pueden verse bastante sofisticados cuando se mezclan con tonos marrones oscuros, negros o grises. También una excelente manera de hacer que una habitación pequeña parezca un poco más grande.





Puede Interesarte


Comenta este articulo