Estilo neo-rústico, una fusión entre lo rural y lo moderno

El estilo neo-rústico es una tendencia en decoración de interiores que se está empleando muchísimo en la actualidad. La misma se basa en combinar un estilo de decoración rústica con elementos más modernos y vanguardistas.

Bien sabemos que la moda es cíclica, lo que alguna vez estuvo dentro de las más importantes tendencias, lo vuelve a estar varios años después pero con toques renovados, y este es el caso del estilo rustico o rural, que retorna bajo el nombre de “neo-rústico”.



Estilo neo-rústico, una fusión entre lo rural y lo moderno

neo-rustico

Este estilo lo emplean las personas que conservan el gusto por la naturaleza, la decoración sencilla, y los colores suaves. Que gustan de estancias amuebladas con mobiliario de madera de aspecto envejecido por el paso del tiempo, para conseguir esa impresión de un antiguo caserón de campo, similar al de la infancia.

Pero cuidado, en el estilo neo rústico no todo es agreste, también posee su lado elegante y sofisticado gracias al aporte de materiales y elementos de actualidad.

Para poder implementar este estilo en un hogar, ademas del aporte moderno,  hacen falta muebles de aspecto envejecido, pero no los vintage o de época, sino más bien de apariencia rural.

Las maderas de pallets también son de gran utilidad si se dan maña para crear con ellas diferentes artículos, así como también pueden servir partes de maderas viejas y deterioradas, como por ejemplo para hacer el marco de un espejo.

espejo

Las tiendas de antigüedades o de beneficencia pueden ser una gran fuente de materiales, así como la naturaleza misma si es que tienen acceso a un bosque o parque donde recolectar maderas y piedras.

Los elementos elaborados con cuerdas, yute, mimbre, etc. también sirven y otorgan esa apariencia rústica que buscamos. Hay que aprovechar las sillas y sillones de antaño que poseen estos materiales, ya que por más deteriorados que estén, se pueden reparar sin problemas.

neo-rustico-3

En cuanto a los colores, los más empleados en la decoración neo rustica son las diferentes tonalidades de blancos, beige, tonos tierra, y madera, como también otros pálidos como el rosa, el azul o el verde.

La decoración se realiza mediante elementos que cobran protagonismo y aportan mucho al estilo, como ser: cristalería, hierro, madera y elementos naturales. Algunos ejemplos son las lámparas viejas de aceite, jaulas y farolillos de hierro, frascos de mermelada antiguos, piedras, figuras talladas en madera, etc.

neo-rustico-2





Puede Interesarte


Comenta este articulo