Estilo rústico chic, los opuestos se atraen

A diferencia de lo que se cree, lo rústico puede ser chic y de maneras inimaginables. La mayoría de las personas asocia el estilo rústico con un ambiente rural, y lo chic con espacios elegantes, opulentos y de moda.

La conjunción de ambos estilos da como resultado una línea de diseño singular, armónica, versátil y sumamente personalizada.



Estilo rústico chic, los opuestos se atraen

La clave para conseguir el estilo rústico chic es lograr un equilibrio entre ambas tendencias, por ejemplo suavizar lo tosco de la madera cruda con diferentes tonos de blancos para dar luz a un espacio.

El color rosa también es de gran ayuda al aportar un toque de feminidad y delicadeza. Se lo puede usar en la decoración del dormitorio, en las mantas, cortinas, accesorios, etc.

Pero no hay q confundirse, no solo los tonos pasteles pueden dar el aire chic a una decoración rústica, también se consigue el mismo efecto con una paleta de colores vibrantes, brillantes y atrevidos.

Por otra parte, las texturas seleccionadas también juegan un papel importante. Se suelen utilizar con frecuencia tejidos como el terciopelo, seda, algodón y lana, aunque también se pueden ver espacios decorados con pieles sintéticas en tonos neutros.

Estos recursos son muy útiles cuando se realiza una decoración monocromática, ya que brinda variedad sin recurrir a una paleta de colores variada.

Por último, y no menos importantes, son los detalles vintage en conjunción con los modernos que deben estar presentes en el estilo rústico chic.  Estos son claves para dar personalidad  los espacios.

En resumidas cuentas, el estilo rústico chic es mayormente femenino, delicado y muy acogedor. Recomendable para las mujeres que gustan de decorar ellas mismas sus hogares, porque brinda un abanico de posibilidades inagotable.

Veamos algunas fotografías de espacios con estilo rústico chic para que puedan usar de fuente de inspiración.





Puede Interesarte


Comenta este articulo