Lo más novedoso en decoración de interiores del 2012

Termina el año y no podemos evitar la tentación de hacer un racconto por lo más destacado en decoración de interiores del prolífico 2012. Un año que tuvo apuestas clásicas, vintage, temáticas y abundantes en color y forma. Si nos piden un diagnóstico sobre lo que predominó en todos estos meses, podemos decir que cada diseñador sacó a relucir su sensibilidad en notas románticas y nostálgicas, con primacía de colores como el aguamarina, pero también el dorado, y la gama de los rojos y rosas.

Las formas antiguas fueron resignificadas en espacios sofisticados. Una tendencia por lo natural y lo ecológico dejó sus huellas en huertas de cocina y plantas de interior; así como un culto a lo antiguo pobló habitaciones y salas de estar de objetos que traen añoranzas por épocas pasadas.



Lo más novedoso en decoración de interiores del 2012

El color no sólo estuvo presente en el mobiliario, tanto en tapices como en pinturas, sino también se lo palpitó en las paredes. Los muros en colores vibrantes fueron una constante en la decoración del 2012. Algunos diseñadores como Laura Ashley sumaron empapelados de una gran cuota vintage.

Otra novedad estuvo dada por el estilo industrial aplicado a la decoración, estilo que se ha ido suavizando, mutando desde los fríos aceros vistos en años anteriores, a versiones más frágiles, más acordes con la nueva sensibilidad por el ciudado del planeta.

Este estilo industrial se fusionó con la decoración de impronta urbana la cual estuvo impregnada de piezas retro.

El resultado brindó novedosos espacios joviales y desestructurados, que remiten sobre todo a la necesidad de cuidar el planeta mediante un estilo de vida que apunte al reciclaje ecológico.

Por otra parte, la sobriedad no se ausentó de la decoración 2012, de la mano de decoradores de interiores como Jeff Andrews o Thomás Urquijo.

El primero, Andrews, invocó un casi neurótico estilo monocromo que versó en el amarillo.

El segundo, Urquijo, se jugó por el neutro y el acero amenizados con dorados suaves, y todo en el marco de una geometría casi implacable.

Quizás fue Michelle Workman la diseñadora que más cerca estuvo de la tendencia en decoración de este ya casi finalizado 2012. Su propuesta en verdes exuberantes incluyó formas vintage y figuras étnicas.

En síntesis, el año que se va nos deja más de una línea a seguir en decoración de interiores para el que comienza, ideas que podemos tomar para renovar, con juegos más arriesgados en la paleta de colores, con texturas más sugerentes y una mayor presencia de lo étnico, lo urbano y lo ecológico. Este es el camino para la decoración del 2013, que por ahora no tiene pensado volver al minimalismo ni a la despersonalizada estética pos-moderna.





Puede Interesarte


Comenta este articulo