Cómo elegir colores para el diseño de interiores (I)

La elección de los colores en el diseño de interiores no se basa solo en el optar por los tonos favoritos. Las principales reglas de color para la decoración del hogar pueden ayudarte a conseguir la decoración que deseas sin tener margen de error.

En este post te doy las primeras reglas  de color más importantes para la decoración del hogar, con las que podrás ser capaz de tomar las decisiones correctas al momento de elegir las tonalidades que implementarás en tu casa.



Cómo elegir colores para el diseño de interiores (I)

decoracion color

  • La regla 60-30-10

Esta regla determina que la manera correcta de combinar colores en una habitación es con estos porcentajes: 60% de un color dominante (paredes), 30% un color secundario (muebles o tapicería) y el 10% en los detalles. Con este sencillo consejo, podrás crear los ambientes que se ven en las revistas de diseño.

  • Usa la rueda del color

La rueda del color te permite elegir entre los colores complementarios y parecidos. Los colores complementarios (que son opuestos en el círculo cromático) crean un aspecto más formal, el cual es ideal para la sala de estar y el comedor.
Mientras que los colores parecidos, (vecinos en la rueda del color) son los ideales para los dormitorios y otras habitaciones en donde se quiera obtener un ambiente relajante.

  • Equilibrio entre oscuro y claro

Dado que los colores oscuros tienden a generar un ambiente más pesado, la mejor manera de crear un espacio armónico es decorar verticalmente. Los pisos tienen que tener un tono más oscuro, las paredes medio y el techo más claro.
Esta regla del color asegura un ambiente natural en la habitación, más cómodo y agradable para vivir.

  • El contraste

Al igual que los colores complementarios dan un aspecto más formal a una habitación, el contraste entre los colores que también tiene un gran impacto en la forma en que una habitación se siente.

La combinación de alto contraste, sería el púrpura oscuro y el dorado, mientras que un contraste bajo se forma por ejemplo con verde y amarillo, o gris y azul. Esta ultima se emplea para ambientes con un impacto visual menos fuerte.





Puede Interesarte


Comenta este articulo