Jardín vertical, cómo hacerlo

El jardín vertical, muro o pared de cultivo, son jardines que se plantan de manera vertical sobre una pared mediante elementos como la fibra de vidrio con sustrato de fibras de coco para que las plantas puedan enraizar sus raíces y crecer.

Este tipo de jardines son muy similares a los jardines hidropónicos, en los cuales el abono se suministra a las plantas mediante sustancias nutritivas en el agua. Se trata de alternativas ideales para lugares como poco espacio para tener un jardín tradicional o en los casos que el piso es muy irregular.



Jardín vertical, cómo hacerlo

jardin vertical

Cómo hacer un jardín vertical

Para poder realizar el jardín vertical es necesario contar con una estructura de metal que cuelgue de la pared elegida pero que no quede pegada por completo a la misma, sino que posea una separación suficiente para evitar que se genere un exceso de humedad que dañe la pared o las plantas y para permitir que penetre el oxigeno.

Después es necesario colocar dos placas de PVC o fibra de vidrio del mismo tamaño que el soporte metálico y entre las mismas se inserta una capa de fieltro y fibra de coco para que las plantas puedan enraizarse en ellas.

El riego del jardín vertical se hace mediante goteo de agua con las sustancias nutritivas, que suplen los aportes que las plantas obtienen normalmente de la tierra.

Cualquier planta puede ser colocada en un jardín vertical, desde plantas ornamentales con flores hasta las plantas de cultivo y consumo humano como hortalizas y algunas legumbres.

Una manera más simple y económica de hacer un símil de jardín vertical es colocando una especie de armadura rectangular de madera que sirva de soporte para plantas enredaderas, de este modo crecerán de forma vertical en un espacio determinado sin ir más allá de lo deseado.





Puede Interesarte


Comenta este articulo