Mini terrarios para decorar interiores

Las plantas son hermosas, de eso no hay duda. Con ellas podemos dar vida a nuestros espacios y decorar de formas sumamente diversas, por ello en este post te enseño a realizar mini terrarios con los que podrás adornar hasta las habitaciones más pequeñas de tu casa.

terrario 8



Mini terrarios para decorar interiores

Ante todo… ¿qué es un terrario?

Un terrario es una pequeña planta dentro de un recipiente, el cual puede ser de la forma que desees, siempre y cuando permita el riego y la penetración de la luz.

Estos jardines en miniatura son idóneos para decorar interiores, y las plantas que se suelen usar en ellos, no requieren de gran mantenimiento. Veamos el paso a paso de la formación de un terrario:

Primero debes elegir plantas que posean similares características y que crezcan bien estando en conjunto.

Las que más se emplean para los mini terrarios son los helechos, musgos, crasas y suculentas ya que no crecen mucho más de la altura del recipiente.

Por otro lado, al ser un jardín que tendrás en el interior, las plantas deben ser las que prefieran la sombra y sean capaces de tolerar altas temperaturas y humedad.

El recipiente puede ser de plástico, vidrio, arcilla, cerámica… lo que importa es que posea la profundidad adecuada para contener las raíces.

terrario 4

Materiales:

Tierra con turba y musgo, que drene bien. Lo ideal es mezclarla con vermiculita en una proporción de 3:1.

Piedras o gravilla para colocar debajo de la tierra y que ayuden a drenar el agua. No deben ser de más de 0,5 centímetros.

Con ellas también podrás decorar la superficie del terrario.

Carbón activado para mantener la tierra fresca, este es necesario cuando el recipiente no posee un agujero en la parte inferior para drenar el agua.

Musgo. Cuando se lo coloca en el fondo del terrario, absorbe el exceso de agua.

Elementos decorativos que no se dañen con el agua, estos pueden ser piedras, conchas de mar, y todo elemento plástico o de madera tratada.

terrario 3

Paso a paso:

Con el recipiente bien limpio (con agua y jabón anti-bacterial) se coloca una capa de ,5 centímetros de gravilla o piedras mezcladas con carbón.

Seguidamente se coloca una capa de musgo y después la tierra necesaria. Aplasta suavemente para nivelar la superficie.

Haz agujeros para colocar las plantas y cubre dando palmaditas suaves. Cuida que las hojas no toquen el recipiente ya que se pueden generar enfermedades y hongos.

Decora tu terrario a gusto con musgo y lo que hayas elegido para colocar encima. Riega bien.

Recuerda no colocar los terrarios ante una fuente de luz directa porque el vidrio del recipiente amplifica la radiación.

Siempre evita los cambios bruscos de temperatura y riega cada una o dos semanas, o cada mes si tienes cactus.

Te dejo una galería con imágenes hermosas de terrarios en miniatura para que puedas darte una mejor idea de cómo hacer el tuyo.





Puede Interesarte


Comenta este articulo