Cómo hacer tu propio puff o beanbag


No existe nada más cómodo que mirar la TV en un puff, también conocido como beanbag, porque son sillones prácticos, originales, alegres y fáciles de lavar.

En el mercado puedes encontrar puff de los tamaños, colores y diseños que se te ocurran, pero también resultan muy sencillos de realizar en casa. Si dispones de una máquina de coser, ganas y habilidad para la aguja, anímate a realizar uno personalizado y a tu gusto.

Cómo hacer tu propio puff o beanbag

Cómo hacer tu propio puff o beanbag puff objetos y accesorios artesanias

La forma del puff es relativa, los hay cuadrados, redondos, con forma de bolsa o gota, etc… esto depende de tu gusto y del espacio en donde lo piensas colocar; la elección de la tela también está supeditada por la decoración y por supuesto a tus preferencias personales.

Materiales necesarios:

  • Papel para patrones
  • Tela pesada y lavable para el puff
  • Tela para la funda
  • Cierre o velcro
  • Tijeras
  • Máquina de coser
  • Bolitas de polietileno expandido para el relleno

El primer paso es crear un molde o patrón de la forma que desees realizar el puff, seguidamente corta las telas elegidas según la forma de estos moldes.

Cose primero la funda y deja una pequeña abertura para rellenar luego el puff, la que deberás de cerrar con cierre o velcro una vez que hayas rellenado el sofá. Seguidamente cose la tela exterior del puff y deja un espacio en la parte posterior para el cierre o velcro, pégalo y una vez terminado coloca dentro la funda rellena con las bolitas.

Agita bien el puff para que se acomode el relleno y siéntate para asegurarte que sea cómodo.

El relleno del puff generalmente se hace con las bolitas de polietileno, pero también puedes hacerlo con guata, o lo que tengas a mano y sea confortable.

Recuerda que la clave está en usar la imaginación para poder crear diseños originales, llamativo y que combinen con la decoración del ambiente en donde planeas colocar este cómodo sillón.

Te dejo un video donde se explica el armado de un puff ergonómico para que puedas darte una mejor idea de la confección, y otro con un puff “reciclado” a partir de un cajón de vegetales, ideal para quienes no tienen maquina de coser.

 


Puede Interesarte





Comentarios en en Cómo hacer tu propio puff o beanbag: 1

Deja tu comentario! »

 
 

[…] de los años 70, jarrones de cristal con flores, discos de pasta en las paredes y almohadones como puff por toda la […]

Publica tu comentario

 
(no sera publicado)
 
 
Comentario