Decorar con antigüedades (II)

En un post anterior (Decorar con antigüedades I) hemos visto algunas pautas que implica la correcta decoración con piezas de época, porque no se trata simplemente de comprar muebles o adornos viejos porque sí. Para conseguir una apariencia como la de las casas de revista de decoración, es necesario tomar ciertos recaudos y hacer combinaciones inteligentes.

Para dar personalidad y carácter a cualquier habitación, las piezas vintage son ideales, porque portan cualidades que les son ajenas a los muebles y accesorios que encontramos en las tiendas hoy día. Veamos que más hay que tener en cuenta a la hora de decorar con antigüedades:



Decorar con antigüedades (II)

decorar con antiguedades 10

Combinar antigüedades con artículos nuevos

Toda decoración de interiores es una cuestión de equilibrio y proporción en términos de tamaño y forma, así como también de estilo y época. Es muy importante el combinar elementos antiguos con los nuevos para conseguir una apariencia fresca dotada de contraste y profundidad, a la vez que equilibrada.

Hay que buscar la forma de que las piezas estén combinadas de modo que cada elemento llame la atención individualmente, y no se pierdan en el todo.

A veces con una sola pieza es suficiente

No siempre hace falta llenar un espacio con antigüedades, muchas veces una sola pieza de época combinada con otras modernas, es capaz de dar el efecto deseado.

Decorar con antigüedades que se pueden usar

Es muy pero muy importante evitar que la casa parezca un museo. Las antigüedades que se compren tienen que ser funcionales (a excepción de las meramente decorativas), por ejemplo una silla antiquísima y frágil que no se puede usar, no tiene ninguna utilidad.

Cada habitación con un detalle

Cada espacio de la casa tiene que contar con al menos un elemento antiguo, ya sea un mueble, un accesorio, una obra de arte, una lámpara…. Las piezas vintage pueden dar mucho carácter y personalidad de una forma que es inalcanzable para los elementos actuales.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo