Cómo incluir colores metálicos en la decoración

El adicionar un toque de color metálico puede aportar mucha chispa y encanto a cualquier habitación. El tener la habilidad de jugar con los colores metálicos da mucha vida a un espacio y existen muchas formas de incorporarlos como puede ser con pinturas, textiles, tapices, lámparas y muebles, entre otros.

Mezclar y combinar diferentes tonos de colores metálicos funciona muy bien y hacerlo bien no es tan difícil como parece. En este post comparto contigo cuatro sencillos consejos de decoración que te ayudarán a mezclar y combinar colores metálicos para crear una habitación única y equilibrada.



Cómo incluir colores metálicos en la decoración

metalicos decoracion

La primera regla para introducir colores metálicos en la decoración es ser sutil. Cuando se mezclan influencias metálicas en un espacio, no conviene pensar demasiado, sino mezclar y combinar como si se tratara de cualquier otro color fuerte.

El trabajar con tonos metálicos en la decoración mediante detalles sutiles, no genera un gran choque ni preocupaciones en cuanto al impacto global de la misma.

Para conseguir este equilibrio hay que elegir un tono metálico principal y desde allí ir agregando detalles para crear un resultado armónico.
Esto permite que el metálico más dominante lleve de manera sutil los tonos más suaves.

Los electrodomésticos y artefactos de iluminación tienen la ventaja de convertirse en puntos metálicos focales. E incluso se intentar con algunas piezas grandes de muebles como es el caso de una mesa de café.
Al mismo tiempo, los artículos más pequeños como los del cuarto de baño y accesorios de cocina o los cuadros de los marcos, hacen de perfectos detalles metálicos secundarios o terciarios.

Los accesorios de color son la mejor forma de mezclar tonos y texturas metálicas. Se pueden emplear cosas como jarrones, marcos de cuadros y textiles en diferentes tonos metálicos creando combinaciones fabulosas.

Por ultimo los espejos, esta es una forma disimulada de mezclar y combinar los tonos metálicos. Queda muy bien el color oro, latón u oro rosado en el marco del espejo, y además se consigue la ilusión de que se está trabajando plata y se ve natural igualado con otro tono metálico.





Puede Interesarte


Comenta este articulo