Marsala, formas de usar el color de Pantone para el 2015

Marsala es el color Pantone para el año 2015. Se trata de un tono vino tinto profundo con toques de marrón, lo que lo hace muy simple de incorporar en la decoración que ya se tiene.

Es importante destacar que no se trata de un rojo terroso que haga una breve aparición en escena, sino que su calidez lo convierte en una opción de color duradero.



Marsala, formas de usar el color de Pantone para el 2015

marsala color

Su nombre se lo da un vino fuerte, de buen gusto y las raíces terrosas lo tornan sofisticado, natural y atemporal. No se puede negar que es universalmente atractivo y cabe perfectamente tanto en el ámbito de la moda, como la belleza, el diseño industrial, muebles para el hogar y los interiores

Veamos cómo se puede incorporar este tono en la decoración de interiores:

Mobiliario

Los muebles teñidos o pintados de Marsala marcan la diferencia porque se ven mucho más elegantes, dan estilo instantáneo a una sala, vestíbulo o comedor.
Cabe destacar que es un color absolutamente atemporal, por lo cual no hay que temer a la hora de emplearlo.

Los accesorios

Esta es una forma fácil de agregar un nuevo color como el Marasala. Se puede intentar con un objeto de arte, como puede ser una banqueta de época o artículos hechos a mano.

Pufs, almohadillas, almohadones

El tono Marsala es rico y evoca un gran sentido de la historia y los viajes, por lo que es perfecto para las telas tradicionales en almohadones, respaldos de sillas, puf, almohadillas, etc.

Alfombras y tapetes

El color Marsala es un tono con mucho peso, además si tiene estampas le da a las alfombras y tapetes un detalle mucho más significativo.

Si se emplean alfombras en el tono, lo ideal es complementar con otros detalles en Marsala en la habitación para que tenga la apariencia de que son un conjunto.

En la cocina

Este rojo terroso es ideal para espacios como la cocina, ya que es cálido y sofisticado. Para incorporarlo hay que hacerlo poco a poco con detalles, como puede ser con latas de almacenamiento, ropa de cocina, adornos, etc.
Después ya se puede ir por superficies más grandes como sería el caso de una pared de punto focal pintada en color Marsala, esta puede dar calidez a la zona en donde se come o armonizar una cocina abierta.





Puede Interesarte


Comenta este articulo