Paredes negras, romper con los prejuicios

La mayoría de las personas se muestra muy reticente cuando se les habla de paredes negras, el NO  es la primera palabra que pronuncian.

El total white en la decoración es una idea muy arraigada y difícil de quebrar, pero vale la pena animarse y romper las reglas con paredes negras en un estilo industrial o minimalista.



Paredes negras, romper con los prejuicios

La principal idea que se debe desterrar es la que estipula que el color blanco o los tonos claros dan sensación de amplitud porque multiplican la luz. Esto no es del todo cierto, ya que no es solamente el color lo que hay que tener en cuenta a la hora de conseguir este efecto.

Un espacio negro no necesariamente va a verse pequeño si cuenta con la adecuada iluminación natural de día y artificial de noche. Por otro lado, es crucial utilizar correctamente la monocromía, el tamaño y la disposición del mobiliario.

Las paredes pintadas de negro dan un excelente efecto de profundidad, gracias a ello las esquinas van difuminándose por lo que parece que el espacio continúa hacia el infinito.

En caso de que el negro se aplique a espacios pequeños, es necesario usar misma gama de colores y los muebles tienen que tener el tamaño adecuado, nada de sofás ni mesas largas.

Las paredes negras funcionan muy bien en las casas que tienen, por ejemplo, una cocina comedor, porque se trata de espacios abiertos. Esto vale para cualquier habitación que comparta la zona con otra.

Aquí algunos ejemplos excepcionales del efecto que se consigue con las paredes negras:





Puede Interesarte


Comenta este articulo