Piso para habitaciones de niños: alfombra

El tipo de piso que se elije para la habitación de un niño, ciertamente que va tener efecto en todo el entorno. Esto quiere decir que es imprescindible tomar en cuenta una variedad de características de la hora de analizar las posibles opciones que existan.

La calidad del piso, así como su aspecto, como se siente, y la textura que tiene, interfiere en la forma en que el niño es capaz de interactuar con el ambiente que le rodea. Pues bien, en este post veamos las ventajas y desventajas de las alfombras en la habitación de un niño:



Piso para habitaciones de niños: alfombra

alfombra habitacion niños

La alfombra es sin dudas la opción más habitual para el piso de un dormitorio, y es especialmente común en las habitaciones infantiles.

Esto se debe en gran parte al hecho de que es bastante suave y acolchada, ofrece confort táctil al espacio, mientras que también ayuda a prevenir lesiones por posibles caídas.

Otro beneficio de la alfombra en las habitaciones de los niños, es el hecho de que puede actuar como un tapón de aislamiento acústico a través de todo el suelo. Ayuda a reducir el ruido cuando los niños que juegan, pisan fuerte, y saltan por la habitación.
Sobre todo, una alfombra es muy útil cuando la habitación del niño se encuentra en los niveles superiores de la casa.

Pero bueno, no todo es color de rosa… La alfombra en la habitación de un niño también tiene desventajas bastante importantes.
Es una realidad que los niños son desordenados, y la alfombra es muy difícil de mantenerla limpia, lo que quiere decir que los colores claros y sólidos son una mala idea en estos espacios.

Las fibras de la alfombra tienden a atraer y retener la suciedad y el polvo, lo que puede desmejorar la calidad del aire de la zona, y es muy perjudicial para los niños que sufren de alergias.
También hay que tener presente que si hay derrames de líquidos que no se secan rápidamente, pueden terminar con problemas de moho.





Puede Interesarte


Comenta este articulo