Piso para habitaciones de niños: Corcho

El piso para la habitación de los niños es un tema a pensar muy bien y a conciencia, porque el material elegido tiene efectos en todo el entorno del cuarto, como también en la manera que el pequeño interactúa con lo que lo rodea.

En un post anterior vimos las ventajas y desventajas de colocar alfombras en el cuarto del niño, y en esta oportunidad nos abocaremos al piso de corcho.



Piso para habitaciones de niños: Corcho

piso corcho

 

El corcho es una opción bastante única para la habitación de los niños, ya que puede proporcionar muchas de las cualidades de la alfombra, pero sin la mayoría de sus inconvenientes.

El corcho es naturalmente suave y flexible, y se puede hacer aún más suave mediante la aplicación de baldosas más gruesas del mismo. Otro detalle importante es que, a diferencia de alfombras, los suelos de corcho son anti microbianos, y el material naturalmente repele el crecimiento de hongos y otros microorganismos.

También es anti estático y repele la suciedad como el polvo, haciendo que una habitación esté más limpia y saludable de forma natural.

Una vez instalado y sellado correctamente, el piso de corcho se puede hacer casi impermeable a las manchas, y el mantenimiento que requiere generalmente se basa en sólo barrer o pasar la aspiradora periódicamente.

Si bien el corcho es muy favorable para ser empleado en el piso de la habitación de los niños, también presenta algunos inconvenientes.

El corcho es muy suave, lo que significa que puede dañarse con relativa facilidad. Si se tienen animales domésticos, especialmente perros grandes o gatos, sus uñas sin recortar pueden rayar y estropear la superficie del suelo de corcho.

Por otras parte, el borde puntiagudo de juguetes infantiles de plástico duro también puede causar rasgaduras, roturas y arañazos en el material. Lo bueno es que el piso de corcho se coloca mediante baldosas, las cuales se pueden quitar y reemplazar por otras nuevas sin inconvenientes más que el gasto del proceso.





Puede Interesarte


Comenta este articulo