Piso para la habitación de los niños: Goma

El piso de cada habitación de la casa es algo que se debe pensar concienzudamente porque la idea es no tener que cambiarlo cada dos por tres. Cada parte de nuestro hogar tiene usos y características específicas, por lo cual es suelo debe ser capaz de responder a ellas.

En el caso de la habitación de los niños es indispensable que el piso elegido sea adecuado para ellos, su rutina, juegos costumbres, etc. En post anteriores vimos los beneficios y contras de tener un piso de alfombra o de corcho en la habitación de los infantes, pues en esta nota analizaremos que pasa con el de goma.



Piso para la habitación de los niños: Goma

piso de goma

La goma es un suelo que se utiliza comúnmente en áreas de juego, ya que ofrece un buen rendimiento y es muy suave y acolchado.

Los pisos goma también son muy duraderos y pueden resistir el daño de golpes o roturas y arañazos mucho mejor que los de corcho. Esto se combina con el hecho de que son de bajo mantenimiento, fáciles de limpiar, y difíciles de manchar, por lo que son muy populares en las habitaciones infantiles.

Pero el piso de goma tiene sus inconvenientes, y el principal es el adhesivo que se utiliza para fijarlo al suelo base.
Este pegamento suele contener un gas residual que genera emisiones tóxicas, que pueden afectar la calidad del aire de la habitación.
Lo bueno es que no siempre hace falta el emplear pegamento, algunas veces por la tracción natural del material, se mantiene solo en su lugar, combinado con el peso del resto del mobiliario.

Otro detalle a destacar es que se trata de uno de los pisos más caros, en comparación con vinilo y otras opciones similares. Además, el piso de goma puede tener un olor muy notable, que no es dañino, pero a algunos niños les desagrada por eso conviene verificar su reacción antes de invertir en el mismo.





Puede Interesarte


Comenta este articulo