Pisos blancos, ¿si o no?

Los pisos blancos son realmente hermosos, además dan sensación de amplitud y luminosidad a los espacios, consiguiendo que las habitaciones reducidas tengan una mejor imagen.

Pero también es cierto que los pisos blancos suelen ser una pesadilla a la hora de mantenerlos limpios, ya que por la blancura, toda basurita que caiga al suelo es más que evidente.



Pisos blancos, ¿si o no?

piso blanco

En las fotos se ven realmente fascinantes, pero hay que tener en cuenta este aspecto fundamental. La clave está en elegir el color del suelo dependiendo del estilo de vida e integrantes de la familia.

Si bien hoy día vienen pisos blancos que son realmente fáciles de limpiar, siempre hay que considerar el medio ambiente y el compromiso de limpieza cuidadosa que se va a tener.

Si el piso blanco es para un departamento en el que no hay niños ni mascotas y se tiene la costumbre de dejar los zapatos fuera, pues es lo ideal, sobre todo cuando los espacios son reducidos.

En cambio, en los hogares donde hay gente constantemente entrando y saliendo con los zapatos puestos y una mascota de pelo largo revoltosa, entonces hay que estar preparado para barrer diariamente y limpiar bien el piso cada par de días.

piso blanco 2

Otro detalle es la textura del mosaico que se elija, ya que al ser blanco, en los pisos que poseen cierta rugosidad, la suciedad puede ir acumulándose en ella y no sale con facilidad.

En resumidas cuentas, la única contra del piso blanco es que se debe tener especial cuidado con su limpieza y realizarla con frecuencia. Todo lo demás son ventajas, ya que añade luz, ayuda a destacar los muebles y los accesorios, además de dar un toque vintage muy atractivo.

El piso blanco puede ser de cualquier material, incluso es posible pintar un suelo de madera envejecida de color impoluto para darle mayor dramatismo y delicadeza a pesar de sus imperfecciones.





Puede Interesarte


1 comentario en “Pisos blancos, ¿si o no?

Comenta este articulo